Frau Bach ha abierto el paquete (era la Sra. Lämmerhirt)

Sra. Lämmerhirt!, por fin, ya llegó su paquete, nuestros sudores nos ha costado. Ah,  que conste que D. Juan Ambrosio puso todo el interés del mundo para que fuese este preciso día, cuando normalmente llega la primavera.  Ay, perdone Frau Elisabeth, no caía ya en la cuenta, disculpe Frau Bach, es que en Erfurt todavía está Vd. en el registro del correo con su apellido de soltera. Hay que cambiarlo. Disculpe Vd. También Herr Juan Ambrosio Bach. No aprendo después de los siete viajes anteriores.

Bueno, ya está, se acabaron sus sudores, su ansiedad, toallas, limpias, sábanas limpias, todo está aquí. Aquí tiene su 8º paquetito.

Mire, mire que cucada, mire que hermosura de niño. Qué pelillo, que rosetoncito, y cómo canta! Se lo aseguro. No es de extrañar, ha estado en su bolsita oyendo músicas todo el día durante 9 meses. Yo diría que este apunta, mire que tengo ya mucho visto. Mire, mire, con su pañuelito de fino algodón  bordado con su nombre :

Johann Sebastian Bach. Eisenach (Turingia, Alemania), 21 de marzo de 1685.

Ah, y un adelanto que le hemos puesto a última hora, un invento recién salido, ¡con su código de barras y criptograma! enrrolladito en la muñeca,  para que esos que vendrán allá en el siglo XXI no se pierdan; los del XX ya sabemos que vienen bien instruídos, pero le aseguro yo, que tengo buen olfato, que cada día que pasa, estos que se divisan del XXI no sé, no sé si son más zoquetillos, un poco duros de entendederas; tampoco me extrañaría, con las LOGE, LOGSE, LONCE, no se van a aclarar, así que los pobres chicos y los padres están que bufan, que matemáticas, que ciudadanía, que esa foto de un Rey, que fuera filosofía, que fuera música!!!, que a esto le daremos un 7 y a esto un 8, qué barullo.

Bueno Frau Bach. Aquí tiene su encargo. Ay ay ay, Herr Bach, a ver cuándo paramos un poquito que me da Vd. mucho trabajo. No se tome Vd. tan al pie de la letra el consejo de Lutero “Haz el amor con tu esposa cuando tengas ganas; dos veces por semana no hace daño ni a ti ni a ella”. Y claro Vd…..a cumplir con la doctrina .

Me voy. Frau Bach, Herr Bach, felicidades. Escuchen escuchen, ya está cantando el   pequeñín.                                                                                                                                                                 El gran trabajador. Escribió más de 1200 obras. Tuvo 20 hijos con sus dos esposas, la primeraMaría Bárbara y la segunda Ana Magdalena.                                                                                                                                                                             Johann Sebastian Bach.jpg”                                                                                                      El Viejo Peluca”

Hale, ya le puede poner un buen café a Frau Bach, se lo ha merecido, que yo sé que le encanta, y a los otros 7 hermanos también, mire a la niña cómo se le van los ojos detrás de ese rico aroma. (“Kaffeekantate”, BWV 211 –  4. Arie.Lieschen (Lieschen) “Ei, wie schmeckt der Kaffee süße”,  ¡Ah, qué agradable es el aroma del café!)

¿falta alguno por aquí desde la última vez?. Hale, un buen kaffee mit milch. Viedersehen meinen lieben Freunde Bach. Glückwunsch noch einmal.

(“Kaffeekantate”, BWV 211 – 10. Chor -Trio – Erzähler, Lieschen, Schlendrian – “Die Katze läßt das Mausen nicht” –  No prohíbas al gato cazar ratones)

Aquí empieza la historia del que, posiblemente una mayoría piense, vendría a ser el más grande músico que ha dado este mundo. Yo tengo el corazón partío, más que el amigo Alejandro Sanz; mi Beethoven, mi Bach, mi Mozart….pero me voy a tirar a la piscina : Bach es el más grande músico, sí, papá Bach, “el viejo peluca”. Con él entramos en la modernidad de la música,  la proyección magistral, el gran maestro del contrapunto, el temperamento , los misterios de la armonía revelada, organista, violinista, cantor, compositor, clavecinista, maestro de capilla, el turingio universal síntesis de todo lo anterior e inspiración de todo lo que le seguirá. Cualquiera que pretenda llegar a comprender la música deberá profundizar en Bach. Todos le veneran, todos aprenden de él, desde sus contemporáneos, sus inmediatos (grandes) en la tabla cronológica Haydn, Mozart y Beethoven, hasta Schönberg y todos los del siglo XX, los del mundo del Jazz, Loussier, los famosos compositores para el cine, desde el niño principiante al más consumado compositor, intérprete solista o director, todos le deben el gran acervo que su música, la gran música, atesor. Este preludio tan simple, el primero de su “Clave bien temperado” habla por sí solo :

Qué  podría decir yo de nuevo? Hay mucho escrito, una bibliografía extensísima donde acudir y miles de grabaciones y vídeos que escuchar y ver. Sólo puedo verter alguna de mis impresiones, emociones, sentimientos que me provocan un estado de asombro que cada día es mayor. Bach es un pozo sin fondo, de obligatorio estudio para todo aquel que quiera dedicarse a la música y para aquel otro que sólo busque la excelencia musical, la belleza suma, descubrir en su interior facetas que desconoce y Bach le ayudará en esa tarea. La primera biografía parece ser de Johann Nikolaus Forkel, aparecida en Leipzig en 1802. Otra biografía básica es la de Philipp Spitta. Luego siguen cientos.

Una anécdota. En 1708, le llega la oferta de trabajo desde la corte ducal en Weimar en la que permaneció hasta 1717. El puesto de concertino, un excelente salario y la posibilidad de trabajar con músicos profesionales fueron seguramente motivo suficiente para dejar su puesto en Mühlhausen. A la muerte del príncipe Johann Ernst en 1707, le sucede su hermano Wilhelm Ernst. Este período fue fructífero de composición de obras para teclado y orquestales. En 1717, ocurre en Dresde el anecdótico intento de duelo musical con Louis Marchand (se dice que Marchand abandonó la ciudad tras escuchar previamente y a escondidas a Bach).26 Ese mismo año, con motivo del fallecimiento del maestro de capilla (o Kapellmeister) de la corte, Bach solicitó el puesto vacante, pero el duque decidió otorgárselo al hijo del fallecido maestro de capilla. Bach, decepcionado presentó su renuncia, lo que disgustó al duque Wilhelm Ernst, que ordenó su arresto por algunas semanas en el castillo antes de aceptarla. Según una traducción del informe del secretario del tribunal, fue encarcelado durante casi un mes antes de ser despedido desfavorablemente. De ese período de Weimar  data la Cantata  BWV “Herz un mund und Tat und Leben” 

Quién no conoce sus “Conciertos de Brandeburgo” ? He aquí el tercero, para cuerda. Por Abbado!! y su Orquesta Mozart en la que vemos Giuliano Carmignola de violín primo.

Me voy a tomar la libertad de escoger una entrada en facebook que publicó el gran profesor, musicólogo y crítico Pablo L. Rodríguez, seguro que me lo permite.  <Cuenta Luis Gago (gran experto) en su obituario de Harnoncourt en El País cómo durante una entrevista hace un año le preguntaron por la música que le gustaría escuchar al morir: “Quizás el coral que se encuentra al final de El arte de la fuga”, afirmó tras pensar durante 14 larguísimos segundos. Aquí lo podéis escuchar interpretado por Gustav Leonhardt; quién sabe si ahora mismo lo está tocando para él allí donde ambos se encuentre”> Nos vamos a otra dimensión. Prepárate a transportarte a algún lugar divino. Cierra los ojos. Maravíllate. Escucha qué tema, progresiones y atrevimientos armónicos que hoy son infinitamente más avanzados,  modernos y futuristas que cualquier música de las que se dicen modernas, esas que no pasan de tónica-dominante y cuyo mérito y ostinato ritmo es el pun-chin-pun-chin-pun, baby. No quiero seguir por aquí que me enciendo y me pierdo.

Ya, ya has vuelto a este terrenal mundo? Respira, respira. Ayer fue Domingo de Ramos y entramos en la Semana Santa. Quién no ha oído hablar de la Pasiones de Bach, esas catedrales que todavía seguimos visitamos incansablemente e incluso ponemos nuestro particular ladrillito inconscientemente, añadimos  sin darnos cuenta algo de nuestra mente y corazón, porque Bach nos lo permite en esta dimensión tiempo-espacio infinita.  Mira, vuelve a tomar aire, prepárate al vuelo del espíritu suplicante que va muy bien con estos días de rememoración de la Pasión de Cristo. Oigamos esto, de su “Pasión según San Mateo”, te confortará:

Sinceramente, este tema, este Johann Sebastian Bach me agota, me supera, me desborda, me hace sentirme un perfecto ignorante y enano mental. De verdad que no puedo seguir más. Sólo un último pellizco : el Aria de la Variaciones Goldberg” .

Y si quieres ilustrarte un buen rato, si prisas, seguido o a ratos, te dejo este enlace a la película “Crónica de “Ana Magdalena Bach” . Está en alemán, pero no te apures, la vas a entender perfectamente. Tiene subtítulos en portugués totalmente comprensibles. Es  muy interesante, de 1968, en la que el mítico Gustav Leonhardt se transviste del “peluca” Johann Sebastian, y todos los músicos van de época. Tocan el “Concentus Musicus”, dirigidos por Harnoncourt , la “Schola Cantorum Basiliensis” por Wenzinger  y el “Coro de niños de Hannover” por Hennig. La ficha del castin completa estáen http://www.imdb.com/title/tt0062804/ .

Pasa un buen día Bach, por favor.

 

 

 

 

Anuncios

3 thoughts on “Frau Bach ha abierto el paquete (era la Sra. Lämmerhirt)

  1. Jose Manuel Echevarria Muñoz 26 marzo, 2016 / 11:38 am

    Gracias a tí, Luisfer, estoy disfrutando de la Semana Santa como nunca. Profundidad, buen gusto y encanto. Y se recupera el sentido religioso.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s