¿Demasiadas notas?

Se nos va a enfadar Sergio, si no nos acordamos hoy de él. Falleció el 28 de marzo de 1943, a los 69 años, le faltaba 3 días para los 70.

Rachmaninov_peinture 1925Y tenemos que tener un poquito de mano, que el Sr. Rachmaninov es muy propenso a las depresiones.

Cuando tenía 25 años  compuso la Sinfonía n.º 1 en re menor, Op. 13,  que se estrenó en San Petersburgo el 28 de marzo de 1897, bajo la dirección de Glazunov. Fue un rotundo fracaso; el público hostil y la crítica muy negativa.

Rachmaninov entró en una grave depresión y dejó la composición.  se sometió durante tiempo a tratamiento de hipnoterapia con el Dr. Nicolai Dahl, un reconocido neurólogo especialista en hipnosis, quien lo trataría hasta el año 1900 con excelentes resultados.  Durante este período  fue director de la Compañía de Ópera de Moscú con gran éxito, de tal forma que su nombre traspasó fronteras y recibió una oferta de la Royal Philarmonic Society de Londres para dirigir en Inglaterra.Royal Society Philharmonic of London

El caso es que los aires de Italia, el Mediterráneo, en un  viaje que realizó en 1900 le iban a sentar francamente bien. Comenzó a concebir un nuevo concierto para piano, el que sería una de sus obras maestras, el Concierto para piano y orquesta nº 2 en do menor, que tuvo su estreno en Moscú el 27 de octubre de 1901, actuando él mismo como intérprete,  dedicado al propio Dr. Dahl, con un inmenso éxito de crítica y público. Concerto Nº2 – 1º mov. Moderato maestoso – hasta 11:30) – 2º mov. Adagio sostenuto : (11:52) – (18:06) solo – 3º mov. Allegro scherzando: (21:52) – tema cantabile famosísimo (27:35, 27:47) , reprise del tema en tutti : (31:25) hacia la coda final. – (33:00).

He escogido una magnífica versión de hace 3 años por Denis Matsuev, un  gran virtuoso, que junto con Leonard Slatkin y la Sinfónica Estatal Rusa nos brindan una versión cuidada, expresiva y e explosiva. El video, de gran calidad, lleva los dos conciertos. Primero el 2º que se ha comentado y a continuación el terrible 3º en Re menor, que comienza en (33:37) (Allegro ma non tanto-Intermezzo, adagio y Finale Alla breve). Rachmaninov no puso más notas porque seguro que le faltó papel. “Mil notas al minuto”. Un auténtico “tour de force” para cualquier pianista. Seguramente el más exigente del repertorio.

Es de obligada mención respecto al Concierto Nº 3,  la versión de la reina del piano Martha Argerich grabada en directo con la Sinfónica de la Radio de Berlin dirigidos por Riccardo Chailly en diciembre de 1982 es de absoluta referencia, dinamita pura, y lo dejamos aquí :

Rachmaninov fue director del Teatro Bolshói de Moscú, entre 1904 y 1906.Bolshói -Les Sylphides En todo el mundo le reclamaban para dar conciertos. A esta etapa de su vida pertenecen sus obras más grandiosas: además del mencionado Concierto para piano y orquesta n.º 2,  escribiría obras maestras como su Segunda Sinfonía (1907), La isla de los muertos y sus Concierto para piano y orquesta n.º 3 y n.º 4 (1909), Las campanas (1913), y numerosas piezas para piano.

En  1909, realizó su primera gira estadounidense, ofreciendo  un concierto diario durante más de tres meses. Estrenó su tercer concierto para piano el 28 de noviembre en el New Theatre de Nueva York bajo la dirección de Walter Damrosh. En enero de 1910 lo repitió en el Carnegie Hall bajo la dirección de Mahler, que impresionó enormemente a Rachmaninov como director.

En 1917 a causa de la revolución rusa, Rachmaninov abadona su Rusia natal, instalándose a sus cuarenta y cuatro años, en 1918, y asentado en París. Rachmaninov es reclamado desde Estados Unidos, que supondría salida económica para él y su familia. Tras aceptar varias ofertas sobre giras de conciertos, firma en 1920 un importante concierto con la compañía de grabaciones “Victor Talking Machine Company”.Rachmaninoff-Disco 1921

En 1921 se compra una casa en Riverside Drive, N.Y.   Su música fue prohibida por el nuevo régimen en la URSS. Su tiempo transcurría básicamente como solista y director, dejando más apartada su labor de composición, aunque encontramos en su catálogo excelentes obras : Tres canciones rusas (1926), 42 variaciones sobre un tema de Corelli (1931), la impresionante Rapsodia sobre un tema de Paganini (1934), su Tercera Sinfonía (1936) y algunos arreglos para piano.

En 1939 Rachmaninov se instala en Estados Unidos junto a su familiarachmaninov. Allí se dedica fundamentalmente a ofrecer muchos conciertos por todo el país. En 1940 escribió su última obra catalogada, las Danzas Sinfónica, una de las obras maestras de la música del siglo XX, obra más moderna en su lenguaje y de momentos de intenso lirismo. En 1942-1943 Rachmaninov realizó sus últimas giras de conciertos. Se compró una casa en Beverly Hills, donde moriría el 28 de marzo de 1943, a la edad de 69 años, víctima de un cáncer tardíamente diagnosticado.

Rachmaninov y Scriabin son los dos grandes compositores de piano rusos del siglo XX con transcendencia mundial. Rachmaninov es el exponente más evidente de la dimensión de concertista, cosmopolita y gran comunicador social. No inventa nada pero su música es enormemente original para el instrumento que domina de forma insultante. Su técnica es asombrosa, por sonido, color, organización de ideas y pensamientos que materializa con una eficacia y capacidad de llegar al oyente de forma directa e impactante. No sólo es la rutilancia y explosividad de su mecánica sino la capacidad de enviar un mensaje de sentimiento muchas veces estereotipado en conceptos bien conocidos, de melancolía, paisaje, vivencia, heroicidad, decadencia, fortaleza o hundimiento. Algo que al público le llega envuelto y domesticado para su comprensión intelectual.Pianista-Imagen teclado Sencillamente impacta de forma directa y se asienta en una sociedad ávida de sensaciones, en una clase que se instala en la burguesía desde el final del XIX hasta la primera mitad del siglo XX, que desea y adora al concertista. Un público que bien dice el gran especialista Piero Rattalino es <recuperado intelectualmente, desde los últimos Brahms y primeros Debussy, una recuperación, nos insiste el experto italiano muy certeramente, definida como el kitsch” familiar de la pequeña burguesía, que adquiere una dimensión concertística de comunicación social a través del concierto público de una burguesía cosmopolita>. Aquí Rachmaninov es único, un extraordinario especulador sonoro que sabe llevarnos a su terreno.

Preludios Op. 23, nºs. 7, 4 y 5 . Por Nicolai Lugansky, a quien vimos en Logroño hace 3 años :

 0:00 Op.23 No.7
2:27 Op.23 No.4
7:10 Op.23 No.5

Kioi Hall, Tokyo,  9 September 2004

Momento musical nº 4 en mi menor. Nicolai Lugansky :

¡Buen recuerdo!

(*) La Pascua me retrasó el recuerdo. Este corresponde al día 28, que no el 29 que quizá recibas. Disculpas.

 

Anuncios